Documentos Jurídicos

Normas Jurídicas Universitarias

Acta 226-2002

Miércoles 27 de noviembre de 2002

Hora: 7:30 a.m.
Lugar: Salón de los Consejos Luis Fernando Vélez Vélez

Miembros

  1. Alberto Uribe Correa,
    Rector encargado
  2. Gustavo Valencia Restrepo,
    Vicerrector de Investigación
  3. Guillermo Londoño Restrepo,
    Vicerrector de Docencia
  4. Lavive Rebage de Álvarez,
    Vicerrector de Extensión
  5. Álvaro Pérez Roldán,
    Vicerrector Administrativo
  6. Clara Mónica Zapata Jaramillo,
    Decana Facultad de Artes
  7. Luis Javier Arroyave Morales,
    Decano Facultad de Ciencias Agrarias
  8. John Cardona Arteaga,
    Decano Facultad de Ciencias Económicas
  9. Néstor López Aristizábal,
    Decano Facultad de Ciencias Exactas y Naturales
  10. Priscilla Burcher de Uribe,
    Decana Facultad de Ciencias Sociales y Humanas
  11. María Helena Vivas López,
    Decana Facultad de Comunicaciones
  12. Marta Nubia Velásquez Rico,
    Decana Facultad de Derecho y Ciencias Políticas
  13. Queipo Franco Timaná Velásquez,
    Decano Facultad de Educación
  14. María Elena Ceballos Velásquez,
    Decana Facultad de Enfermería
  15. Jorge Humberto Sierra Carmona,
    Decano Facultad de Ingeniería
  16. Luis Javier Castro Naranjo,
    Decano encargado Facultad de Medicina
  17. John Augusto Flórez Trujillo,
    Decano Facultad Nacional de Salud Pública
  18. Luz Consuelo Valencia Ramírez,
    Decana Facultad de Odontología
  19. Silvia Luz Jiménez Ramírez,
    Decana encargada Facultad de Química Farmacéutica
  20. Marco Antonio Vallejo Ocampo,
    Representante Profesoral Consejo Académico
  21. Luis Fernando Restrepo Aramburo,
    Secretario General encargado

Invitados

  1. Alberto Kurzer Schall,
    Vicerrector General
  2. Martha Silvia Molina Molina,
    Directora Oficina de Bienestar Universitario
  3. Isabel Cristina Arango Calle,
    Directora Oficina de Relaciones Internacionales
  4. Carlos Figueroa Aguilar,
    Director Oficina de Planeación
  5. Gustavo Quintero Barrera,
    Director de Posgrados
  6. Piedad Botero Botero,
    Directora Programa de Regionalización
  7. Margarita Berrío de Ramos,
    Directora Escuela de Bacteriología y Laboratorio Clínico
  8. Martha Valencia de Veizaga,
    Directora Escuela Interamericana de Bibliotecología
  9. Dora Nicolasa Gómez Cifuentes,
    Directora Escuela de Nutrición y Dietética
  10. Juan Francisco Gutiérrez Betancur,
    Director Instituto Universitario de Educación Física y Deporte
  11. Adriana González Moncada,
    Directora Escuela de Idiomas
  12. Carlos Vásquez Tamayo,
    Director Instituto de Filosofía

ORDEN DEL DÍA

1. INFORMES

1.1 De la Rectoría

1.2 De Turabá para exponer y aclarar inquietudes con relación al manejo de las reservas y tarifas de los tiquetes aéreos.

1.3 De la Escuela de Idiomas con relación a los certificados de Lenguas Extranjeras y el Programa Multilingua.

1.4 Del Representante del Consejo Académico ante el Consejo Superior Universitario.

2. PROYECTOS DE RESOLUCIÓN

2.1 Por la cual se autoriza la apertura de nuevas cohortes, en los programas académicos regionalizados, para el segundo semestre del año 2003.

2.2 Por la cual se fijan los cupos, los criterios de admisión y el punto de corte para las Especializaciones de la Facultad de Odontología de la Universidad de Antioquia.

Adición:

2.3 Por la cual se concede una prórroga excepcional a una docente de la Facultad Medicina para que termine su comisión de estudios en la Universidad de Heriot-Watt en Edimburgo, Escocia.

3. PROYECTOS DE ACUERDO PARA PRIMER DEBATE

3.1 Por el cual se crea el programa de Especialización en Bolsa y Banca adscrito a la Facultad de Ciencias Económicas.

Adición:

3.2 Por el cual se crea el programa Modelo Pedagógico para la enseñanza del piano complementario, adscrito a la Facultad de Artes.

4. COMUNICACIONES

4.1 Programa de Becas, Proceso de Selección de Aspirantes, Fundación Empresas Públicas de Medellín.

4.2 Del Decano de la Facultad de Salud Pública, John Flórez Trujillo, con la cual hace llegar el acta 6 del Comité de Regionalización, del 26 de septiembre de 2002.

5. CONSIDERACIÓN DEL ACTA ANTERIOR. (Acta de la reunión 225-2002).


DESARROLLO DEL ORDEN DEL DÍA

1. INFORMES

1.1 De la Rectoría

1.1.1 El doctor Alberto Uribe Correa manifiesta que existe voluntad del Gobierno Departamental, de hacer entrega, a la Universidad, de las instalaciones del Tránsito Departamental, en el barrio Guayabal, como pago imputable a la deuda por aportes ordinarios hasta diciembre del año 2000.

1.1.2 Por parte de Corfinsura Sufinanciamiento también se cuenta con la intención de donar, a la Universidad, el 22 por ciento de la participación en un inmueble de la calle Colombia con la carrera 65 de Medellín; es posible que igual actitud asuman dos bancos dueños de otra parte de ese bien; queda pendiente un 42 por ciento, de propiedad de la firma Otto Londoño y Cía, con quienes habrá que gestionar la posibilidad de que donen esos derechos a la Universidad, y así contar con el ciento por ciento del inmueble.

1.1.3 El jueves 21 y el viernes 22 de noviembre en Cartagena, por convocatoria del CRUE, Conferencia de Rectores Españoles, y de ASCUN, se realizó el lanzamiento de Universia, un portal internacional de universidades, que ofrece acceso para unos siete millones doscientos mil estudiantes y profesores; es la internacionalización del idioma español en un ámbito académico y científico, con la que también se busca borrar el estereotipo de que la ciencia no habla español.

La conferencia estuvo presidida por ASCUN, y por el CRUE, cuyo presidente es el Rector de la Universidad Complutense de Madrid; se habló de las posibilidades del interactuar entre universitarios hispanohablantes, una movilidad entre programas, con cobertura internacional; la Comunidad Económica Europea ya tiene precisos los criterios parea esta movilidad. En este marco cobra mucha importancia el criterio impulsado por el Decreto 808 de abril de 2002. Los criterios de flexibilidad académica son básicos para esta movilidad.

Se nos ofrecen muchas oportunidades dado que en España ha disminuido mucho la oferta y la demanda de cupos universitarios, en atención a que el sueño americano, con su integración a la vida europea, ha estimulado el enriquecimiento de la calidad de vida, y los jóvenes, que anhelan una vida independiente, consideran que la educación superior se convierte en un obstáculo para esas aspiraciones; además, la población europea ha seguido un proceso de disminución del número de hijos por familia. Lo que para ellos constituye una amenaza, para nosotros representa una gran oportunidad.

En España también padecen falencias en sus programas académicos, y se esfuerzan por integrarse a la Comunidad Europea por medio de la adopción de estándares generales. Se busca la calidad académica, pero con flexibilidad, por medio de la cultura de la evaluación y de los procesos de autoevaluación y de acreditación institucional. Se compartirán programas, y docentes de América Latina podrán ir a España a servir sus cursos.

En la conferencia también se aprobaron los Estatutos del SUE, en cuya elaboración la Universidad de Antioquia ejerció una labor de preponderancia. Igualmente se designó al doctor Jaime Restrepo Cuartas como Representante de los ex Rectores ante la Junta Directiva del ICFES.

1.1.4 Persiste la amenaza del recorte del PAC para el mes de diciembre, igual que la adición presupuestal por sólo el 50 por ciento del reajuste por concepto de la Ley 30 de 1992; se canceló una reunión, prevista para ayer, en la que se presionaría el reajuste del ciento por ciento de tal adición; se espera una nueva oportunidad para ello.

1.1.5 En Cajicá se celebró una reunión de rectores de universidades para tratar los temas de ampliación de cobertura, calidad y eficiencia; la Universidad de Antioquia fue puesta como ejemplo en los procesos de corrección de las deserciones, y se estableció que ya nosotros hemos cumplido el ordenamiento del proyecto de aumento de cobertura. La Ministra de Educación anunció que la Ley 30 de 1992 sería reformada en julio del año 2003, previo el debate con profesores y directivos de las universidades. El Comité de Seguimiento del Decreto 1229 quedó integrado así: Por el Ministerio de Educación, el Viceministro, doctor Javier Botero Álvarez; por Colciencias, el doctor Jesús María Álvarez Gaviria; por el ICFES, su Director; y por los profesores, la doctora Gloria Agudelo de la Universidad del Cauca, y el Rector de la Universidad Nacional. En la página web del ICFES se encuentra la convocatoria para los pares académicos encargados de evaluar producción profesoral para el reconocimiento de puntos y de bonificaciones; se espera que un numeroso grupo de profesores de la Universidad participe en estas listas.

1.1.6 Se ha pedido que las instituciones comprometidas con el Doctorado en Educación revivan este proyecto.

1.1.7 Ayer, en compañía del Decano y del Jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina, más los decanos de las Facultades de Medicina del CES, de la Universidad Pontificia Bolivariana, de la Universidad Nacional, de la Universidad de Caldas y de la Universidad del Valle, y con la participación del Ministro de Salud y de Trabajo, y del Viceministro de Educación, se celebró una reunión en la Comisión Séptima del Senado de la República para debatir el asunto de los campos de práctica para el Área de la Salud. Se hizo una exposición muy amplia y se vio claro que el problema obedecía a dos factores: de un lado, la proliferación indiscriminada de facultades de la salud; y, de otro lado, la aplicación de la Ley 100, que en la práctica llevó a la quiebra el sistema estatal de salud; muchos hospitales universitarios afrontan dificultades enormes, y algunos hasta llegan al cierre, con lo que se clausuran también los campos de práctica.

El Viceministro afirma que la proliferación de las facultades de salud obedece a lo estipulado en la Ley 30 de 1992; en el Ministerio, a la luz del Decreto 917, vigilan que se acaten unos estándares, pero, si no se cambia la citada ley, se tienen que limitar a aprobar y a vigilar esas facultades. Con el doctor Bernardo Alejandro Guerra Hoyos se ve muy claro que la vigilancia ha sido muy laxa, muy mala; y se puso de ejemplo la aprobación de la Facultad de Medicina de la Corporación Universitaria UniRemington de Medellín, que parece obedeció a intereses no muy académicos; como dos comisiones evaluadoras no se pusieron de acuerdo sobre esta propuesta, se acudió a un tercero, que emitió un concepto favorable definitivo para la creación de esa facultad, con criterios que han sido objeto de muchas reacciones encontradas.

Se habló de que la Ley 100 no menciona la salud pública, o sea que este aspecto de la vida nacional no cuenta con existencia legal en Colombia; no trabajamos con un modelo de salud, sino con contratos de prestación de servicios de salud. Finalmente, el doctor Guerra Hoyos manifestó que la norma no podría constituirse en obstáculo insalvable, y que se debía acudir a que las universidades adelantaran gestión ilimitada para resolver el problema de los campos de práctica.

1.1.8 El doctor Luis Javier Castro Naranjo se refiere a que en los exámenes del ICFES para los estudiantes de medicina, la Universidad del Valle obtuvo el puntaje más alto, y ha utilizado este resultado para adelantar una campaña publicitaria que la hace aparecer como la mejor Facultad de Medicina del País; la Universidad de Antioquia obtuvo el tercer puntaje, después del CES de Medellín; pero se debe rescatar le hecho de que el mejor estudiante es nuestro; lamentablemente la desviación estándar nos perjudica, a pesar de que tenemos los mejores estudiantes del País.

En el debate en Bogotá quedó muy claro que la Universidad de Antioquia goza de elevado prestigio; se hizo una exposición de las enormes fortalezas nuestras, todo para terminar en la paradoja de que no tenemos asegurado nuestro futuro por el problema surgido con los campos de práctica. El Hospital Universitario San Vicente de Paúl ha mostrado un enorme retroceso en la demanda de servicios, y las EPS privadas no permiten la práctica de los estudiantes de la salud.

1.1.9 El Alcalde de Medellín y su Secretaria de Hacienda radicaron en el Concejo Municipal el proyecto de incremento de los cobros por estampilla, para la Universidad, de un 0.5 a un 1.0 por ciento.

1.1.10 El doctor Gustavo Valencia Restrepo informa que se encuentran abiertas dos convocatorias en Colciencias: la primera para los grupos; luego de siete años de participación de la Universidad, hoy no existe argumento válido para no inscribirse en la convocatoria; en la edición anterior, la Universidad presentó 102 grupos; estos resultados tienen mucho impacto en la Nación. Las segunda convocatoria es para las revistas; también de enorme impacto y se hace imperativa la participación de todas las revistas de la Universidad; a la luz del Decreto 1279, las publicaciones en revistas que se encuentren por fuera de este escalafón no gozarán de reconocimiento; que no estemos de acuerdo con los parámetros para estas convocatorias no es justificación para no participar en ellas, porque nadie es libre de escoger las condiciones para participar en concursos.

1.2 De Turabá para exponer y aclarar inquietudes con relación al manejo de las reservas y tarifas de los tiquetes aéreos.

Las señoras María Alejandra Reyes Cárdenas, Gerente Regional, y Patricia Restrepo Rodríguez, Directora de la Oficina del Centro, hacen una amplia exposición sobre los orígenes, la naturaleza y los servicios que la Agencia presta a la Universidad. Enfatizan en que las variaciones tarifarias no obedecen a disposiciones de la agencia, sino a las condiciones de las empresas aéreas; las tarifas bajas responden a múltiples condiciones, tales como la compra del tiquete con determinados días de antelación al viaje, viajes sin escala, tiquetes dentro de un paquete completo, y otras más; una tarifa baja no se consigue la víspera de un viaje, ni cuando se adquiere el tiquete con urgencia de viajar; en definitiva, las condiciones de reserva limitan los precios. Turabá ofrece descuentos a la Universidad, y a sus servidores y familiares en primer grado de consanguinidad, pero sobre el supuesto de la exclusividad.

En atención a que los servidores de la Universidad no manejan de primera mano la información sobre las posibilidades de tarifas favorables, Turabá se compromete a asesorarlos y tener presentes esas ventajas para que, en lo posible, la Institución y sus servidores se beneficien de los bajos costos.

Sobre el funcionamiento de la Oficina en la Universidad, el doctor Álvaro Pérez Roldán informa que existe un contrato con esta empresa, y se cuenta con un interventor para los servicios, el doctor Fabián Espinosa Cano, con quien se deben tramitar las observaciones y quejas pertinentes.

1.3 De la Escuela de Idiomas con relación a los certificados de Lenguas Extranjeras y el Programa Multilingua (Se adjunta documento del informe).

La profesora Adriana González Moncada explica el documento. Reitera la solicitud a las dependencias de que una cuidadosa planeación de ellas permite a la Escuela de Idiomas moverse con profesionalismo, con transparencia, con credibilidad; solicitudes sin la debida antelación y sin la sustentación conjunta entre dependencia y Escuela de Idiomas son muy difíciles de responder de manera favorable y oportuna.

El doctor Valencia Restrepo observa, en primer lugar, que ha escuchado la afirmación de que la Escuela de Idiomas no se ha caracterizado por liderar una política institucional referida a las lenguas extranjeras y, por la exposición de la profesora González Moncada, celebra que con ella ese propósito sí se vea hoy. Las dependencias sí pueden solicitar variados servicios, pero la Escuela es la que debe acompañar a esas dependencias en la definición de tales solicitudes, porque es la que realmente conoce qué se debe ofrecer, cómo, dónde, cuándo; en ello radica el liderazgo; si las dependencias solicitan un curso para poder obtener una certificación, que la Escuela precise que no se trata de eso; que el objetivo no es de ese simplismo. La Escuela de Idiomas está llamada a ejercer un enorme liderazgo entre nosotros.

En segundo lugar, la posición de la Universidad en lo referido a las segundas lenguas ha tratado de ser torpedeada desde dentro y desde fuera de la Institución; y tengamos presente que la Universidad no será mejor si aumenta el número de estudiantes, porque la calidad no se apoya en la cantidad.

El doctor Castro Naranjo se refiere a algunas experiencias de la Facultad de Medicina en la enseñanza de los idiomas: De manera reciente se han ofrecido dos cursos en idioma inglés; se cuenta con una especie de multilingua organizada por el doctor Jorge Ossa Londoño; un estudiante de la Facultad habla japonés y ofrece esa enseñanza; en comprensión de lectura se tienen tres niveles de inglés, aunque existe la solicitud de que se rebaje a dos; estudiantes indígenas han salido de la Facultad porque no han alcanzado el rendimiento suficiente en inglés.

La profesora González Moncada insiste en que las dependencias deben precisar bien lo que quieren en relación con la segunda lengua, pero de común acuerdo con la Escuela; de manera recurrente las dependencias establecen los requisitos curriculares y se limitan a tramitar la solicitud con la Escuela; la Escuela no está en condiciones de atenderlas, o bien por la premura con que las elevan, o bien por las características de tales solicitudes; necesitamos concertación y planeación.

El doctor Carlos Vásquez Tamayo califica de excelentes las conclusiones del documento de la Escuela de Idiomas, y acepta la invitación que en él se hace. Quisiera tener claridad sobre algunas inquietudes: Que los idiomas vuelvan a ser parte integrante de los programas. Si se ha adelantado alguna evaluación pertinente de la experiencia del programa de multilingua. Si se deben variar las políticas en él. Si la Universidad juzga que lo que está haciendo con miras al plurilingüismo es suficiente. El doctor Vásquez Tamayo considera que una universidad líder en investigación tiene que ser plurilingüe, porque el diálogo entre las disciplinas y la competencia internacional así lo exigen.

La profesora González Moncada interviene para aclarar que entre nosotros se debe hablar de lengua extranjera y no de segunda lengua; segunda lengua sería, por ejemplo, el inglés para un colombiano que se traslade a vivir a un país angloparlante; el inglés sería lengua extranjera para un residente colombiano que la estudie. La globalización sólo permite una actitud pasiva frente a otras lenguas: una persona puede escuchar emisoras en otro idioma las 24 horas del día, pero hace falta la interacción; el entorno condiciona este aspecto; es necesario que quien vaya a aprender otro idioma se aficione a él; en términos estudiantiles, que se encarrete, que se engome y busque contacto con la otra cultura que contextualice esa lengua. La profesora González Moncada considera que sí se debe incluir nuevamente la lengua extranjera como parte integrante de los programas académicos.

Multilingua funciona porque existen unos profesores de excelente voluntad, y porque tenemos estudiantes interesados en los idiomas, pero no contamos con política unificada al respecto; estamos evaluando el programa porque presenta graves problemas metodológicos y en otros aspectos; pero que se entienda que multilingua no es suficiente; multilingua despierta interés por las experiencias comunicativas que se adquieren, pero en un nivel intermedio; los saberes específicos no se articulan con multilingua; hay que articular ese saber, con multilingua y con la cultura de esa lengua. La Universidad se encuentra atrasada en sus políticas sobre multilingua; aun así, la Institución es pionera en el País en ello; la gente se maravilla cuando conoce el programa; pero no es suficiente y obedece exclusivamente a la motivación individual y personal del estudiante.

La Universidad debe establecer políticas claras y precisas sobre lengua extranjera en la Institución, sobre qué se espera en este aspecto. La traducción es una ciencia, una actividad que requiere mucho conocimiento, porque no se trata de tomar un diccionario y pasar una palabra de un idioma a otro; la traducción requiere inmersión en la cultura de la lengua de donde se traduce.

El profesor Marco Vallejo Ocampo celebra que la profesora González Moncada haya introducido este tema en el Consejo Académico; tema interesante y complejo; toca muchos campos que son pertinencia del Consejo Académico y que revisten urgencia para la Universidad. El asunto se enmarca en el viejo debate que quedó inconcluso sobre la naturaleza y la oferta de los cursos de servicio, sobre los procesos de las reformas y diseños curriculares que están produciendo programas que de alguna manera pretenden ser autárquicos con lo cual consiguen profesores para dictar asignaturas del plan de estudios según su propia visión y no desde el enfoque que la comunidad académica de una disciplina pudiera orientar; por esto los programas tienden a cerrarse en sí mismos sin posibilidades de desarrollar la deseada interdisciplinariedad. También tiene relación con la actual organización académica de la Universidad que ha posibilitado el estado actual y que necesitaría modificarse si las inquietudes planteadas hoy con respecto a las lenguas extranjeras se quisieran resolver.

El problema planteado en relación con la situación de las lenguas extranjeras en la Universidad tiene más profundidad e impacto en lo que respecta al estado de la enseñanza de la lengua materna. Es cierto que el País no cuenta con políticas para la enseñanza de lenguas extranjeras, como tampoco las tiene en relación con la lengua materna y la cultura; no ha tenido presente que no puede haber cultura sin lengua. El País no logrará elaborar estas políticas, si la universidad no construye de modo coherente y sistemático unas políticas del desarrollo de lengua materna y lenguas extranjeras. Por falta de políticas nacionales hemos acumulado experiencias nacionales negativas, como lo fue el Instituto Lingüístico de Verano, y su papel en la destrucción de culturas indígenas y los fallidos intentos por hacer el levantamiento científico de las lenguas aborígenes. La Universidad sólo puede incidir en el desarrollo de la cultura del país, si articula interdisciplinariamente a los antropólogos, sociólogos, politólogos, filósofos, historiadores, comunicadores y lingüistas para que diseñen proyectos culturales nacionales; uno de nuestros problemas radica en que tenemos mucho activismo intradisicplinario pero nos falta que sea interdisciplinario y articulado con la sociedad.

En buena hora la profesora González Moncada nos convoca a este debate; pero se espera que surta efectos en la práctica de la vida de la Universidad, que no se quede como un informe más de los recibidos en este Consejo y que se acoja su propuesta de crear una comisión.

La profesora Priscilla Burcher de Uribe plantea algunas inquietudes: El sentido de la exigencia o del manejo de una lengua extranjera es la orientación, el apoyo que pueda prestar a la investigación; la lengua española no basta para la actividad de la academia. En los cursos masivos, de idiomas por ejemplo, es donde se deben aplicar las metodologías semipresenciales que permiten llegar al mayor número de personas, y donde la carencia de aulas no se convierta en el obstáculo para la enseñanza. En las regiones también se debe hacer la oferta de lengua extranjera.

La profesora Piedad Botero Botero aclara que, con la Escuela de idiomas, y utilizando las tecnologías modernas, se está trabajando este asunto en las regiones.

El doctor Uribe Correa expresa su satisfacción por este debate; no recuerda que se haya dado una intervención tan pertinente como la de hoy sobre lengua extranjera; nos llama a la reflexión sobre lo que estamos haciendo como administradores en los programas académicos de la Universidad frente a este asunto de lengua extranjera. En la citada conferencia de Cartagena se contó la experiencia de los rectores que viajaron a China, y lo que más les impresionó fue que, en la Universidad, el 70 por ciento de los cursos se dictaban en inglés, y no en chino; y es obligatorio que en las universidades se hable inglés. La aspiración para nosotros es que la Universidad sea líder en este tema de lengua extranjera. Cuando se eligió a la Decana de la Facultad de Comunicaciones, el Consejo Superior Universitario recomendó que esa dependencia se transformara en la primera bilingüe de la Universidad.

El doctor Gustavo Quintero Barrera manifiesta que este tema de la lengua extranjera es recurrente, pero debemos ubicarlo en el lugar correcto. El asunto de la certificación se halla resuelto. En posgrado, la dependencia es la que fija el idioma para certificar; no el estudiante. Regresar los idiomas extranjeros al currículo constituye un retroceso, porque la Universidad lo que debe hacer es proporcionar los medios para que el estudiante obtenga la certificación. Si como profesores no incentivamos a los estudiantes sobre la necesidad de la lengua extranjera, nada logramos; si el idioma señalado no se refleja en los cursos, pues el estudiante se limitará a la certificación y de ahí no pasará. Debemos ser coherentes con las posiciones, porque recientemente hemos rebajado las exigencias de lengua extranjera en las convocatorias profesorales, y hoy lo que pretendemos es agudizarlas.

El profesor Juan Francisco Gutiérrez Betancur afirma que el proceso del requisito de la lengua extranjera debe ir parejo con el compromiso profesoral; si el profesor no exige la utilización de bibliografía en otro idioma, nada estamos logrando.

El doctor Valencia Restrepo considera que el problema es serio, y su solución se encuentra lejana; lo que tenemos hoy son simples hipótesis de partida. La Universidad cuenta con muchos profesores que han adelantado estudios de posgrado en universidades de países con idioma diferente del español, y eso es capitalizable. Pero no olvidemos que si los profesores de hoy vamos a marcar la pauta para los estudiantes, esta Universidad no tiene futuro; los jóvenes de hoy tienen que superar obstáculos muy por encima de lo que nos correspondió a nosotros; no podemos frenar el empuje de los estudiantes con los límites que impone nuestro perfil; nosotros no somos el modelo para esta Universidad; no podemos pretender que los estudiantes sean como nosotros.

El doctor Guillermo Londoño Restrepo retoma algunos aspectos de intervenciones anteriores. En primer lugar, el liderazgo de la Escuela de Idiomas. Contamos con diversas normas expedidas tanto por el Consejo Superior Universitario, como por el Consejo Académico, referidas a la exigencia de lengua extranjera, para estudiantes de pregrado y de posgrado; son políticas institucionales discutidas adecuadamente con la Escuela de Idiomas. La supresión de los cursos de lengua extranjera, como cursos regulares de los programas, también se discutió con la Escuela. Tenemos profesores que han publicado en idioma diferente del español. Otros aspectos específicos de la Escuela, independientemente de la comisión sugerida por la Directora, se deben vigilar. Hago un llamado hoy, y es a la falta de coherencia institucional de la Escuela en lo referido a la certificación de la segunda lengua, que sí es política institucional. Convertir la Institución en una universidad bilingüe es un asunto demasiado complicado que exige enormes recursos, mucho personal docente muy calificado, y exigencias mínimas para los estudiantes; esta política, adoptada para el corto plazo, sería desastrosa.

Una comisión, integrada por el Vicerrector de Docencia como coordinador, y por el Vicerrector de Investigación, el Director de Posgrados, la Directora de la Escuela de Idiomas y el Representante Profesoral, se encargará de evaluar la presencia de las lenguas extranjeras en la Universidad, al tenor de la propuesta planteada al final del informe de la profesora González Moncada.

1.4 Del Representante del Consejo Académico ante el Consejo Superior Universitario.

El doctor John Cardona Arteaga presenta el informe de la sesión del martes 19 de noviembre, programada inicialmente para el martes 5 de noviembre, y que debió ser aplazada por solicitud del Gobernador.

Se refiere de manera especial a la propuesta del Representante de los Ex rectores, de que se procediera a entablar una demanda contra el Departamento de Antioquia por el incumplimiento en la asignación de los recursos que corresponden a la Universidad, a la luz de la Ley 30 de 1992, para el año 2003; en el Presupuesto del Departamento se asigna una partida de unos tres mil millones de pesos, cuando en la realidad deberían ser unos catorce mil millones de pesos; esta propuesta ocasionó que el Gobernador y el Secretario de Educación se retiraran del recinto.

El profesor Vallejo Ocampo considera que la posición del doctor Luis Fernando Duque Ramírez es la adecuada, que él simplemente pide que se aplique la ley y que si no ocurre así, pues que se proceda a la demanda; es lo mínimo que se puede hacer. Recuerdo que como representante profesoral negué la recomendación del proyecto de presupuesto y debe entenderse entonces, que los profesores no apoyaron su aprobación.

El doctor Cardona Arteaga manifiesta que todos hemos reclamado ese cumplimiento; llevamos más de cinco años en ese empeño; lo que ocurre es que existen varias vías de reclamación; hay asuntos de política, de manejo, que indican que una demanda sería inconveniente; los profesores manifestaron que no acompañaban la aprobación de este presupuesto, y con ello están acompañando al doctor Duque Ramírez en su propuesta.

El doctor Luis Fernando Restrepo Aramburo expresa que no se trata de que el tema de la demanda no se deba considerar; pero ocurre que el Departamento ya reconoció la deuda y dice cómo va a ir pagándola; una demanda hoy es echar por la borda las negociaciones que se han llevado a cabo en dos años; la posición del doctor Duque Ramírez sí es legal, pero la mayoría del Consejo Superior Universitario no entiende que el doctor Duque Ramírez, que formó parte de la comisión de negociación durante dos años, hoy cambie su posición. El Gobernador y el Secretario de Educación se retiraron del recinto, y desde ese momento nada han vuelto a decir sobre la entrega de las instalaciones del Tránsito Departamental a la Universidad; en términos de oportunidad, la propuesta del doctor Duque Ramírez es inconveniente. Cuando el doctor Alberto Builes Ortega ejercía como Gobernador, él negó la deuda con la Universidad y pidió que lo demandaran; así se hizo, y los tribunales respondieron que esa no era la vía adecuada para el logro de esos recursos.

El doctor Valencia Restrepo observa que, durante los últimos diez años, la Universidad ha dejado en claro sus reclamos con el Departamento; no la pueden acusar de pasividad; otro asunto es determinar cuál es la mejor estrategia que produzca resultados positivos. Hace años se viene elogiando al doctor Rafael Aubad López porque logró que quedara en la ley lo que hoy es una realidad; el convenio de concurrencia para el pasivo pensional de la Universidad estaba perdido, aunque era mandato normativo nacional, y hoy, gracias a las ejecutorias del Gobernador, es una realidad; la comunidad universitaria no ha alcanzado a ponderar la real magnitud de ese paso para la Institución; la acción del Departamento de Antioquia en esa firma es trascendental y no coloca al Gobernador en contra de la Institución.

El profesor Vallejo Ocampo manifiesta que el profesorado estará de acuerdo con la posición del doctor Duque Ramírez. Sobre la oportunidad de la expresión de la posición, considera que debe ser precisamente en el momento de la consideración del proyecto en primer debate; si no es ahí, él no sabe entonces cuándo se debe proceder a ello; otra cosa es pensar si es conveniente la expresión de la posición en este momento, pero antes sería necesario decidir si se quieren asumir posiciones legales o políticas. De todos modos se necesita dialogar en todas las oportunidades, y debemos hacerle entender al Gobernador el sentido de esta determinación, y no tratar de descalificar de entrada la propuesta del doctor Duque Ramírez; el diálogo y el análisis evitan que se presenten conflictos.

2. PROYECTOS DE RESOLUCIÓN

2.1 Por la cual se autoriza la apertura de nuevas cohortes, en los programas académicos regionalizados, para el segundo semestre del año 2003.

Se aprueba, Resolución Académica 1477-2002.

2.2 Por la cual se fijan los cupos, los criterios de admisión y el punto de corte para las Especializaciones de la Facultad de Odontología de la Universidad de Antioquia.

Se aprueba, Resolución Académica 1478-2002.

2.3 Por la cual se concede una prórroga excepcional a una docente de la Facultad Medicina para que termine su comisión de estudios en la Universidad de Heriot-Watt en Edimburgo, Escocia.

Se aprueba, Resolución Académica 1479-2002.

3. PROYECTOS DE ACUERDO PARA PRIMER DEBATE

3.1 Por el cual se crea el programa de Especialización en Bolsa y Banca adscrito a la Facultad de Ciencias Económicas.

Se aprueba.

3.2 Por el cual se crea el programa Modelo Pedagógico para la enseñanza del piano complementario, adscrito a la Facultad de Artes.

Es la optimización de los programas actuales, lo que no implica la creación de un nuevo pregrado.

4. COMUNICACIONES

4.1 Programa de Becas, Proceso de Selección de Aspirantes, Fundación Empresas Públicas de Medellín.

4.2 Del Decano de la Facultad de Salud Pública, John Flórez Trujillo, con la cual hace llegar el acta 6 del Comité de Regionalización, del 26 de septiembre de 2002.

La Corporación se da por enterada.


El profesor Vallejo Ocampo considera necesario plantear algunas observaciones,l pues dada la importancia del Programa de Regionalización, éste merece especial atención. En la cultura universitaria nuestra persisten posiciones fundadas en conceptos trivializados, tales como que los representantes profesorales y los administradores son enemigos. En este momento el concepto mismo de la representación está siendo replanteado en la organización gremial, en la que he sustentado la relación existente entre la representación estatutaria estamental y la gremial como unas relaciones que no las contraponen sino que las complementan puesto que representando y defendiendo el estamento se representa y se defiende al gremio. No vengo con la visión cerrada de defender al gremio porque, de entrada, eso significaría que el gremio está amenazado. Lamento el nivel de información tan limitado que tengo sobre Regionalización, pero más lamento que esta limitación sea extensiva a muchos profesores, pues esto mismo es sintomático acerca del nivel de comunicación e información que se maneja en dicho programa. En el Ateneo estamos organizando grupos de estudio sobre este tema y quisiéramos encontrar apoyo en el Comité de Regionalización.

Es cierto que el Grupo Ateneo envió una carta a Regionalización para solicitar información sobre el programa, y se nos respondió con otra carta donde se nos invitaba a vincularnos con el programa porque se considera la mejor manera de conocerlo, respuesta que no considero afortunada.

En el acta en comento, en el numeral 1.2, se expresa que "...al parecer los intereses que motivan la carta no son académicos, habría que examinar su naturaleza y queda la duda acerca del grupo Ateneo en el sentido de si es Institucional o no". En esto que se dice sí se expresa un problema que requeriría un amplio debate, pues están expresando una terrible suspicacia acerca de las intenciones de la Asociación de Profesores y del Ateneo. La duda sobre la institucionalización del Ateneo no es pertinente; es claro que el Ateneo es una organización con la clara intención de articular para una mejor función a los representantes profesorales. El Consejo Académico debería tener muy claro que las organizaciones son el fundamento de la estructura democrática de cualquier institución, y que ella son fundamentales para que haya real participación. Lamento que un Comité de Regionalización, integrado por personas de tan alta dignidad y que merecen el máximo respeto, haga este tipo de afirmaciones. No nos demos simplemente por enterados del acta referida, porque en ella encontramos planteamientos significativos que requerirían discusiones de fondo.

5. CONSIDERACIÓN DEL ACTA ANTERIOR. (Acta de la reunión 225-2002).

Se aprueba


Siendo las 12:30 p. m. se levanta la sesión.



Alberto Uribe Correa
Presidente

Luis Fernando Restrepo Aramburo
Secretario